Palantir, el mayor invento de espionaje del mundo del megamillonario Peter Thiel

Artículos recomendados

Senador Cantwell: ¿Cree que Palantir ha recolectado alguna vez datos de Facebook?

Mark Zuckerberg: Senador, no tengo conocimiento de ello.

De todas las cosas que dijo Mark Zuckerberg la semana pasada en el Congreso, la más difícil de tragarse es que no sabe a qué se dedica Palantir. Sobre todo teniendo en cuenta que su fundador, Peter Thiel, fue el primer inversor de Facebook y es el jefe de su junta directiva. Thiel es el mentor de Zuckerberg y también el hombre más temido de Silicon Valley. No solo por haber destruido Gawker Media después de que publicaran que es homosexual (aunque era verdad), sino porque es el jefe de la herramienta de espionaje más poderosa del mundo. ‘The Guardian’ dice que tiene más poder sobre nuestras vidas que la mismísima Google. Se llama Palantir y es el juguete favorito de Donald Trump.

Tanto monta monta tanto, Cambridge y Stanford

Palantir y Cambridge Analytica se parecen mucho. Para empezar, sus fundadores Peter Thiel y Robert Mercer son los dos ‘technocratas’ multimillonarios que apoyaron abierta y generosamente la campaña de Donald Trump. Además, fue un empleado de Palantir quien tuvo la genial idea de usar un test de personalidad para acceder a los datos íntimos de 87 millones de usuarios de Facebook.

Todo se fraguó en su empresa matriz, S.C.L. Group, una compañía británica que «proporciona datos, análisis y estrategia a gobiernos y organizaciones militares» (…) para influir elecciones en lugares como Pakistán y Afganistán. Cambridge Analytica se creó para aplicar las «operaciones psicológicas» de SCL e influir en elecciones occidentales. Su primer cliente fue Steve Bannon, CEO de campaña de Donald Trump y consejero de la Casa Blanca hasta agosto de 2017. Se estrenaron con Vote Leave y Leave.EU, las dos campañas proBrexit del referéndum de 2016. Y les salió bien.

«Steve Bannon quería un arma para su guerra cultural en América y nosotros se la construimos», dijo Christopher Wylie, extrabajador de Cambridge Analytica, en la BBC. Le contó el proyecto a Robert Mercer, que invirtió 15 millones de dólares y hoy es dueño del 90% de la empresa. Y, aparentemente, Peter Thiel les ayudó a explotar a los usuarios de Facebook. «No había un contrato oficial entre Palantir y Cambridge Analytica, pero había gente de Palantir viniendo a la oficina y trabajando en los datos de Facebook». Entonces Cambridge Analytica era solo una ‘startup’ de marketing político, pero Palantir era ya una de las mayores contratistas del gobierno para el espionaje sistemático, analítico y predictivo de la población mundial.

Seguir leyendo en: El Confidencial.