Los lazos de Atlas Network con las campañas contra AMLO #AmloVeteYa

BOTS ANÁLISIS INTERNACIONAL

¿Qué hay detrás de las campañas lanzadas por la extrema derecha mexicana? ¿Cual es el papel de Atlas Network?

La oleada digital y mediática de la extrema derecha tiene dimensiones internacionales. En los últimos meses se están dando campañas de acoso y derribo en redes sociales contra varios Gobiernos de corte progresista y todas comparten patrones muy parecidos. Un ejemplo es la campaña de #AmloVeteYa, que pretendía la salida del presidente mexicano. La pregunta es: ¿quiénes son? ¿De dónde provienen?

En estas campañas digitales se divisan principalmente tres tipos de cuentas o perfiles, el primero serían las creadoras de contenido o matriz de opinión, formado principalmente por periodistas, medios, influencers, políticos y trolstars (cuentas anónimas). Un segundo grupo serían las cuentas automatizadas que difunden los contenidos que estas primeras publican, o que agregan tuits con un HT determinado, un tercer grupo serían los denominados trols, que se encargarían de atacar a rivales políticos mediante insultos o burlas. En muchas ocasiones una misma cuenta puede pertenecer a estos dos últimos grupos. 

Precisamente si analizamos las cuentas más beneficiadas por estos bots o trols vemos que destacan varias cuentas que tienen una relación más que estrecha con la organización Atlas Network, bien por dirigir alguna de las fundaciones pertenecientes, haber participado en sus campañas o su difusión, y menos evidente la reiterada bajada de línea del argumentario neoliberal de Atlas Network, que básicamente consiste en la reducción de los impuestos a grandes empresas y fortunas, la reducción de los servicios públicos como la educación y la sanidad, apostando por su privatización, y la eliminación de los derechos de los trabajadores a través de reformas laborales.

Atlas Network es una organización que aglutina a más de 500 fundaciones en todo el mundo, dos de sus principales promotores son Heritage Foundation, el think tank del ala derecha del partido republicano e Estados Unidos, que fue muy influyente en los gobiernos de Reagan, Bush, y también de Trump, participando en ellos de manera visible o como Gobierno en la sombra. En España, dentro de las 10 fundaciones asociadas a Atlas Network, FAES, (José María Aznar), fue el activo más importante para la implantación y desarrollo en América Latina, recordemos que FAES no solo fue la cuna intelectual de Esperanza Aguirre, Ayuso, Pablo Casado o Cayetana Álvarez de Toledo, sino también para gran parte de los líderes políticos de Ciudadanos y VOX.

En México, existen 5 fundaciones pertenecientes a Atlas Network, y todas participan activamente en campañas o publicaciones contra el actual Gobierno de López Obrador, estas fundaciones son: Caminos de la Libertad, IMCO, IPEA, México Evalúa y Promoción de la Libertad y Familia.

Imagen

En todo caso, la clave está en saber quién financia todas estas conexiones. Seguir el rastro del dinero. Algunas de las fuentes principales: empresas tabacaleras como Philip Morris, petroleras como Exxon, fundaciones de la familia Koch y el Departamento de los Estados Unidas. Entre todos sus benefactores suman un montante de unos quince millones de dólares, que luego se invierten en la creación de nuevas fundaciones, eventos, formación y premios. La partida más grande se destina a fundaciones de América Latina.

Con ello sufragaron, por ejemplo, el premio de 100.000 dólares para el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), una de las fundaciones de Atlas. Este organismo está presidido por Juan Pardines, que es también el director editorial de Reforma, uno de los medios que más ataca al Ejecutivo de López Obrador. Lo que resulta más curioso es que esta campaña premiada fue difundida y apoyada por muchos de los periodistas o influencers que son la matriz de opinión contra AMLO, especialmente Carlos Loret, que aparece en varios documentos de Atlas Network. También lo hicieron Denise Dresser, Javier Lozano y Joaquín López Doriga, que jugaron un papel similar.

La relación y control de los medios de comunicación más importantes de México por la organización de EEUU es algo que debería preocupar a la ciudadanía mexicana, no solo el Director General editorial de Reforma recibió un premio de 100.000 dolares de Atlas Network con el apoyo de Carlos Loret y otros periodistas. Grupos mediáticos tan importante como Azteca TV tienen como asesor editorial al director de Atlas Network para América Latina. Que también preside Business México Forum, financiado por grandes empresas como Iberdrola y KPMG, y Alamos Alliance, donde se reúnen grandes empresarios de EEUU y otros países para hacer lobby en las administraciones para que se defiendan sus intereses.

Otra de las campañas premiadas por Atlas Network fue la de la fundación IPEA llamada #NoMásImpuestos, por su actividad en redes. ¿Qué político español les felicitó por la iniciativa? Efectivamente, José María Aznar.

La cuenta utilizada para esa iniciativa, “Un Millón x México”, presenta rasgos extraños. Por ejemplo: más de la mitad de sus seguidores llevan inactivos dos años. Y 5.000 de ellos no han mostrado signos de vida en ocho años. Son en su mayoría cuentas de Brasil y parecen compradas. La cuenta también se caracteriza por retuitear básicamente solo a los dos hermanos Regil que recibieron el premio, que son muy activos en campañas contra AMLO.

Tampoco hay que olvidar la participación de Atlas Network y sus socios políticos y mediáticos para blanquear el golpe de estado en Bolivia, donde tienen su evidencia en las conexiones en redes sociales de apoyo a campañas a favor de dicho golpe de estado, donde hubo un uso fraudulento demostrado, con la creación de más de 200.000 cuentas falsas.

En resumen: un patrón que ya conocemos

La campaña #Amlo VeteYA sigue el patrón que ya conocemos: decenas de cuentas matriz de opinión (periodistas, medios, políticos y trolstars) crean contenido. Y cientos de miles de bots y trols difunden a las anteriores e insultan a los objetivos señalados.

Sin embargo, lo importante es señalar que, detrás de ello, hay una telaraña de poderes económicos, mediáticos y políticos mundial que actúan en todos los países para conseguir sus objetivos e influir para que los Gobiernos trabajen en favor de estos objetivos, y México no es una excepción.